El amor propio potenció el fútbol y Tolima pudo igualarle a Jaguares 2 a 2

Vinieron de atrás los de Hernán Torres para empatar el partido.

El momento en el cual se concreta el penalti de Jaguares para el 2 a 0 fue muy descorazonador para Deportes Tolima y su afición, que vio como un equipo de mitad de tabla con aceptables argumentos pasaba por encima del local.
El planteo igual, la idea de juego se mantuvo, pero la gran diferencia los hombres, es inconcebible que en Tolima actúe un jugador como Héctor Urrego, pero el entrenador lo respaldo hasta no más, se dio cuenta que allí había una falencia y que era mejor otra opción, porque su defensa se había vuelto un verdadero colador.
El equilibrio del equipo tampoco ni quitaba ni creaba, jugó como creativo Sossa y fue fatal en el primer tiempo como todo el conjunto, incluido el matador Rangel, reducido a un delantero que deambulaba por el área contraria.
El cambio de cara se dio, un jugador que ha sido vital en este sentido Junior Hernández, sin perder su capacidad de ataque regresó como marcador de punta, y como si fuera poco con la misma fórmula un ex delantero pero ahora defensa y también canterano, Leider Riascos ingresó, y no se podía quedar un pésimo trabajo en el equipo el de Urrego, ingresó por él, Fabián Mosquera, de la defensa original solo quedó Quiñonez y se justifica por muchas razones pero en este partido démosela solo por el gol del descuento.
Se replanteó la mitad uno solo en marca, tres creativos, entraron en juego Yohandri Orozco y Raziel García y se movió un punta Kevin Pérez por Miranda, se revolucionó, se le metió mano al equipo, pero especialmente a su sangre, a su deseo, a su actitud y con esto arrinconó al cuadro felino, y al tanto de Quiñonez le siguió un golazo, remate cruzado de Raziel García para 2 a 2, y pudo seguir de largo no alcanzó el tiempo.
Lo rescatable es que no se perdió el partido, si dos puntos ya que estaba en casa, que se tuvieron maneras de recuperar el equipo como se hizo en el segundo tiempo, aunque se continúa por fuera de los ocho, pero el mensaje al menos es mejor que en el momento del penalti y el 0 a 2 en contra.

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *