La frase del momento, NO VUELVO AL ESTADIO

Es la que pronuncian muchos hinchas del Deportes Tolima causada por lo que está ocurriendo en el ingreso.
Que la campaña del equipo no es buena, podría ser la razón central para la inasistencia del público al estadio Manuel Murillo Toro, pero para aquellos curiosos, los que solo van cuando el equipo va arriba, los de verdad hinchas que son 3 mil , ya están disminuyendo en lugar de aumentar como debería ser.
Para empezar comprar la boleta se volvió bastante aburridor, ya que la firma encargada no informa de los lugares donde se puede adquirir, y hasta la hora del partido la cambian como sucedió en el encuentro ante Junior, además de los 500 o 1.000 pesos de sobreprecio que solo dan a conocer al final de la compra, que pueden no ser una fortuna pero causan fastidio también por no comunicar.
Después vienen las famosas anillos de seguridad que no tienen nada que ver con salvaguardar la integridad de las personas, ya que por la 37 con Ferrocarril para no hablar de los alrededores del estadio, se sabe son atracaderos y no se hace nada.
El ingreso al estadio es peor las requisas son peores que las de la cárcel y no exageramos, y lo absurdo, llaves, cachuchas, camisetas, son considerados objetos contundentes y armas potenciales, convirtiendo a nuestra ciudad única en el mundo, donde no se sabe cómo ir al futbol para que le permitan el ingreso, así las cosas los nuevos y pocos seguidores del cuadro Pijao prefieren escuchar la radio y ver la televisión.
Invitamos para que se pronuncien en la página oficial del deportes Tolima que abrió una encuesta del porque la gente no va al estadio, mientras tanto en esta ventana www.espijao.com seguiremos dando a conocer los motivos de los aficionados y el porqué están dejando solas las tribunas.

Un comentario

  1. a todo lo anterior dicho por ustedes , sumele la forma despota como esa hitler llamada carmenza , se adueña de estadio y dicta quien puede o no puede entrar al estadio , maltratando hasta las esposas e hijos de los mismos jugadores

Unirse a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *