Derrota del Tolima ante Bucaramanga agudiza crisis en los Pijaos

El técnico presenta gestos de marcharse, pero no hay pronunciamiento oficial.
La derrota propinada 1 a 2 del atlético Bucaramanga al deportes Tolima, agudizo la crisis de resultados y la deportiva del equipo, que volvió a mostrar un futbol des coordinado, inapetente, y pésimo en el sector defensivo.
No sirvió la ventaja que tuvo el cuadro vino tinto y oro por intermedio de Delgado que capitalizo jugada colectiva para mandarla al ángulo y adentro.
Le habían anulado uno a Bucaramanga pero el empate siguió mostrando un arquero que no ofrece garantías, y una defensa totalmente confundida, descuidada, a la que le pasa de todo por la falta de reacción y ganas, García tomo un rebote corto que no supieron manejar los del vino tinto y oro y se dio el 1 a 1.
La visita no tuvo problemas en desarrollar su juego, a la espera de otro regalo, que volvió por intermedio de Serpa y sus compañeros en el fondo, que jugaron en el área una pelota de muy fácil control, pero con la negligencia que presentan se la dejaron robar de Michael Balanta para que los leopardos rompieran su racha de empates y volvieran a ganar en el futbol de la A en el murillo Toro.
Terminado el juego y frente a los reclamos de los hinchas, Gamero presento Gestos que indicaban que se iba del equipo, renunciaba, pero esto no se ratifico ni en rueda de prensa, ya que no asistió, ni en su salida del estadio donde fue requerido por el periodismo, se limito a contestar que lo disculparan que esta vez tenía el derecho de guardar silencio y en eso estamos hasta que el presidente Camargo se pronuncie, o Gamero haga irrevocable y publica por los canales adecuados su dejación del cargo.

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *