Se acabó la paternidad y viene la preocupación Deportes Tolima perdió con Nacional 0 a 1.

En un juego vital los Pijaos fueron superados por el verde.
Si miramos el trabajo desde lo defensivo, se tuvieron momentos muy aceptables, con Montero salvando su equipo de entrada, ante dos remates de Daniel Muñoz que al final termino por vencerle, un balón rechazado en corto que queda en poder de Barcos y este lo pasa para el remate del joven volante que pega en Quiñonez y termina de tomar potencia y dirección de red.
No pudo Tolima con ese tanto en contra, sus ideas de ataque no germinan en el medio campo, allí hay obstrucción, quite, fuerza pero de lo otro muy poco y mucho menos de Juan Pablo Nieto un fiasco hasta el momento en sus partidos con la vino tinto y oro.
Plata va aumentando la velocidad en la medida que también sus desaciertos, hasta un balón atascado se le presento, cuando había posibilidad de un contragolpe, dos centros de Alex Castro uno remate de cabeza de Valdez y en el otro no pudo Junior Hernández concretar bien el balón y eso fue todo. Se reconoce el pundonor de los Pijaos, aun jugando con uno menos por la expulsión de Arboleda, pero la definición se está alejando del equipo y con eso los puntos que antes se ganaban de visita y ante este mismo rival y otros más.
Nacional supo ganar y lo hizo bien, con buen fútbol en todas sus líneas, equilibrado, cauteloso ante un rival que respeto y le marco en el momento preciso y siguió intentando un segundo que no llego, pero fue suficiente el 1 a 0 para quitarse de encima una serie de partidos con marcadores desfavorables que le habían puesto en el último tiempo en medio de la burla y la crítica.

Foto instagram cracks_marcl

Los comentarios estan cerrados.