Matheus Uribe desenredó el partido ante Equidad y le dio el triunfo 1 a 0 al Tolima.

Foto Norberto Lopez

Una jugada del centro campista le dio una nueva victoria al equipo Pijao.
No fue un partido para destacar un jugador, pero por esfuerzo varios aportaron y corrieron, Wílmar Barrios, Ibargüen y Matheus Uribe que además marco el gol para que Tolima ganara, cuando se habla de esfuerzo o lucha, en ocasiones por no decir la mayoría también viene la intensidad, pero esta vez no ocurrió así, fue un compromiso casi a media marcha, con un visitante interesado muy poco en buscar el compromiso, vino a realizar variantes y a pensar cuando recibió el gol en contra, otra vez en el empate.
Ante un rival poco ambicioso, Tolima se enredo, su medio campo exuberante y brillante en otros partidos no lo fue, de pronto extrañando a Jhonatan Estrada, aunque se presumía que el Uruguayo Figueredo lo reemplazaría bien, pero no fue el partido del Charrúa, ni tampoco Marco Pérez y esto dejo a un Robin Ramírez solitario en el ataque.
Pocas llegadas, cuando Equidad lo hizo más por los errores defensivos del Tolima apareció Joel Silva en auxilio de sus compañeros.
Ante la falta de colectivo, una individualidad salo, pero mas como jugador su remate, el de Mateus Uribe que al minuto 7 le dio la ventaja al cuadro Pijao que fue definitiva.
Muy bien por el triunfo, el hincha quiere que su equipo gane, se sabe que todas las veces no se pueden meter cuatro como a Boyacá y Cali, con uno basta como con Millonarios, y esta vez uno solo también dio los tres puntos, pero en los partidos mencionados quedo la imagen de un equipo dinámico, en este fue lento y confundido, en los otros fue un conjunto goleador, en este las ocasiones creadas fueron pocas, en los anteriores se vieron algunos aspectos de futbol agradable, aquí fue un partido muy de trámite, que menos mal el balón bien ubicado de Uribe nos saco del apuro y así Tolima pudo ganar otros tres puntos.

Los comentarios estan cerrados.