Deportes Tolima perdió ante su verdugo de comienzo de año, el Junior.

2 a 1 esta vez el triunfo de los tiburones.
Un Deportes Tolima de dos tiempos y dos caras diferentes, un Junior más coherente a lo largo del partido, así se vieron estos equipos en el Murillo Toro.
El error de camerino acompaño al cuadro de casa, y Junior Cobro, se vio precisado Montero a cometer penalti por una llegada sobre el minuto 30, ejecuta con éxito Narváez del Junior y se fue adelante en el marcador.
La ventaja no solo era del marcador también en lo futbolístico, mucho más preciso en ataques por los costados de la visita, y aparece nuevamente la duda por Tolima, Castrillón o Arboleda cual puede ser para adueñarse del Puesto, en la zona central entre la rapidez de los delanteros y la falta de distancia Mosquera se vio aparatoso pero menos mal que otros partidos, pero en general mal en defensa, y siempre será hablar de los del fondo de los del médico que como Gordillo vieron jugar el rival, distante del jugador que lloraron los Santafereños con su partido, y la promesa de hacer olvidar a Robayo, le falta demasiado y de pronto ni alcanza para cumplir alguno de estos requisitos, en el caso de Robles es rendidor pero a veces insuficiente y esto hizo que Junior jugara a placer y que nos permitiera ver la riqueza técnica de Matías Fernández, jugadorazo, de los buenos.
Salieron del partido, Albornoz hace rato estaba impreciso entro Castro y movió un poco más el equipo, pero lo determinante fue el modulo, un médico centro y Carrascal y Jaminton Campaz moviendo el equipo, sobre todo el juvenil, mostro que puede ser gran aporte, y esto hizo que el Tolima del segundo tiempo emparejara el partido y por momentos se viera mejor que su rival, Luis Cariaco González de nuevo se apuntó con gol para el 1 a 1.
En medio del empuje y las ganas de los pijaos de ganar, la capacidad de definición del Junior volvió a saltar a la vista y el verdugo de los pijaos como equipo, personalizado en Luis Carlos Ruiz tuvo otra celebración al ganar a los defensores y marcar el 2 a 1.
Lo demás fue Suarez moviendo sus fichas, reacomodando el equipo para ganar y Gamero con más ímpetus e intentos que no le dieron el resultado esperado.
Tolima sigue sin tener para el público un equipo base y un rendimiento parejo y en alza para esperar buenas cosas en la copa libertadores y en la misma liga Águila, ojala el tiempo, la preparación y la capacidad encaucen nuevamente por los mejores rumbos al cuadro vino tinto y oro.
Fotouniminutoradio.com.co

Los comentarios estan cerrados.